La clase vacía

La imagen de cabecera me obsesiona. Y no exactamente por lo que es, que está muy claro. Tampoco es que sea interpretable. Y a pesar de todo, la interpreto.

Se trata de Pryzblew… Prezbyl…. Pryzbelw… Prez, el personaje de The Wire, el día en el que entra por primera vez en la que será su clase. El profesor por accidente que a pesar de todo no consigue cambiar nada.

Lo que yo veo es el día en el que salgo de una clase por última vez, algo que ha sucedido ya muchas veces. Siempre es triste recordar la clase. Algunas producen más tristeza, otras menos.

Ha pasado demasiadas veces, y hace demasiado tiempo que no pasa. Y sólo queda refugiarse en el cine, en las series, en los libros. En personajes que pasan por las clases y no vuelven.

Ya ni siquiera ayuda echar la culpa al idioma, a la crisis, a la búsqueda de la docencia apática y desapasionada. Nunca ayudó, realmente.

Anuncios

Mañana

Mañana sin falta, de verdad. Sin presiones, pero mañana empiezo.

Mañana hay fútbol, pero sólo son dos horas, como mucho.

Y tengo que preparar la clase de la tarde… y darla… pero en serio, mañana empiezo. Ya encontraré un hueco.

Aunque, de todas maneras… para qué. Es lo de siempre, si lo piensas no hay nada que escribir, hay muchísimos blogs imprescindibles que no leo. Desde luego no leería mi propio blog. Así que lo más probable es que ni lo empiece. Esta vez no me pilla de sorpresa.

Además, como dice @gorgias, nadie te va a leer. Si te leyera alguien, no te enterarías. Y si supieras que te leen, no entenderían lo que quieres decir.

Así que lo dicho, mañana será otro día y no me acordaré de que tengo que empezar un blog.